Agua Eden Springs, ¿qué daño hace?

Agua Eden Springs, ¿por qué no comprarla?

Como parte de la campaña #YoNOComproApartheid, el Centro Social Trilce viene denunciando la complicidad de algunas empresas que se enriquecen a costa de la ocupación ilegal a la que Israel somete al pueblo palestino

Con el agua de Eden Springs en el Golán sirio, Israel saca provecho ilegalmente de la ocupación

Agua Eden Springs Ltd. es una empresa israelí que se beneficia directamente de la explotación ilegal de los recursos hídricos del Golán sirio, territorio ocupado ilegalmente por Israel desde el año 1967 y cuya anexión no reconoce ningún país del mundo.

Agua Eden Siprings

Agua Eden Springs —¿Así que quieres mi agua? ¿Qué experiencia tienes en este campo? —¡Este es nuestro mejor éxito! Caricatura de Carlos Latuff.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas respondió aprobando la resolución 497 que establece que “la adquisición de territorio por la fuerza es inadmisible” y que “la decisión israelí de imponer sus leyes, su jurisdicción y su administración al territorio ocupado de las Alturas del Golán es nula y sin valor, y no tiene efecto alguno desde el punto de vista del derecho internacional”.

Eden Springs embotella, comercializa y distribuye el agua de un territorio ilegalmente ocupado, vulnerando de esta forma la legislación internacional, las resoluciones de las Naciones Unidas y la Convención de Ginebra. Universidades, instituciones y empresas de toda Europa han dejado de vender el agua embotellada Eden Springs después de que activistas destacaron el hecho de que la empresa opera con una planta en un asentamiento ilegal israelí.

Eden Springs extrae agua del manantial conocido como Salukia, en el Golán, y la embotella Qatzrin (o Katzrin), un asentamiento ilegal de la misma región.

En diciembre de 1981, el parlamento israelí, la Kneset, aprobó la Ley de las Alturas del Golán, con la que trataba de anexionarse el Golán, imponiendo a los territorios ocupados su jurisdicción y administración. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas respondió más tarde, ese mismo diciembre, aprobando la resolución 497 que establece que “la adquisición de territorio por la fuerza es inadmisible” y que “la decisión israelí de imponer sus leyes, su jurisdicción y su administración al territorio ocupado de las Alturas del Golán es nula y sin valor, y no tiene efecto alguno desde el punto de vista del derecho internacional”.

Fíjate en la marca de los dispensadores de agua en tu oficina, ayuntamiento, sindicato y administraciones públicas y pide que cambien de marca.

La sociedad civil internacional ha recogido el guante lanzado desde Palestina para extender la campaña por todo el planeta, devolviéndonos a una solidaridad de tipo político, que busca ir al núcleo del problema y combatirlo. De esta manera, se trata de apoyar la lucha del pueblo palestino por sus derechos humanos, así como el derecho a la igualdad y a la autodeterminación. El movimiento BDS (Boicot Desinversión y Sanciones) persigue:

  1. El fin de la ocupación de Cisjordania, Jerusalén Este y Franja de Gaza, territorios ocupados ilegalmente por Israel en 1967.
  2. El derecho al retorno de los 7,5 millones de refugiados y refugiadas palestinas que no pueden volver a Palestina.
  3. El reconocimiento de la igualdad de la ciudadanía árabe-palestina dentro de Israel.

El Centro Social Trilce, como Espacio Libre de Apartheid Israelí, continuará haciendo boicot a los productos que, como el grupo Eden Springs Ltd. que existen en el mercado.

Más información sobre Eden Springs aquí


Trilce: Cambiando la sociedad desobedeciendo
#YoNOComproApartheid

Comparte en…Share on Facebook5Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr0