Doctor Montes: defendió el derecho a morir dignamente

El excoordinador de urgencias del Severo Ochoa, defendió el derecho a morir dignamente en el Centro Social Trilce

Luis Montes, presidente de la Asociación Derecho a Morir Dignamente, en la sede de Trilce © CorsariaUka

Luis Montes, presidente de la Asociacion Derecho a Morir Dignamente, en la sede del Centro Social Trilce © CorsariaUka


El pasado jueves 18  de febrero tuvimos el placer de contar en el Centro Social Trilce con la presencia de la asociación “Derecho a morir dignamente” (DMD) y con su presidente el Doctor Luis Montes.
En la sesión de cine-forum pudimos ver un documental con fragmentos de películas en los que se plantea la muerte voluntaria digna y que nos sirvió para dar pie a un debate intenso, emotivo y muy participativo. El interés que suscita la muerte digna nos obliga a afrontar el debate de manera sensata y serena. Es por ello que la labor del Doctor Montes y de DMD se centra en la difusión de una necesidad imperiosa que está demandando la sociedad para poder ser dueños de nuestra propia vida, superando las barreras jurídicas actualmente planteadas.
Asimismo es imprescindible una sensibilización ciudadana y política que nos permita abrir una camino que es necesario transitar y que tiene que ver con el respeto y la posibilidad de utilizar los medios necesarios para poder cumplir nuestra última decisión libre y personal, llegado el caso. Queda mucho por hacer y seguro que tendremos oportunidad de seguir profundizando en todos los aspectos que tienen que ver con nuestra libertad de decidir.
Esperamos tener nuevas sesiones en el futuro y poder ofrecéroslo.


“Doctor Luis Montes, coordinador de urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés. Fue relevado temporalmente del cargo después de que una denuncia anónima pusiese en la picota a quince médicos por haber cometido cuatrocientos homicidios. O sea, que los pacientes llegaban sanos y salían horas más tarde con los pies por delante. “Fue una campaña en nuestra contra orquestada por la autoridad sanitaria”, asegura Montes.
El sacrificio público del propio Montes reabrió el debate de la eutanasia en España, que ya había sido franqueado por el marinero en tierra Ramón Sampedro, cuya postración fue llevada al cine por Alejandro Amenábar en Mar adentro. Pero el excoordinador de urgencias entendió que la batalla, a partir de entonces, debía librarse en la calle, no en un hospital; que el derecho a morir dignamente sería conquistado por la ciudadanía, no por los profesionales de la medicina. Una regresión, cumplidos ya los sesenta, al activismo de su juventud, entonces llamado militancia”. [Tomado de: Publico.es]
 
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies