Exposición fotográfica del mes

Exposición fotográfica:
Palestina, una mirada a la injusticia

Aún estas a tiempo de contemplar esta exposición fotográfica que muestra la vida diaria de los palestinos

Sandra Barrilaro viajó por primera vez a Palestina en junio del 2009 con la intención de ver en directo qué ocurría en los Territorios Ocupados, cuánto había de verdad y cuánto de manipulación en las noticias que casi a diario aparecen en los medios. La fotógrafa se encontró una realidad intuida, pero cuya proporción apenas se imaginaba desde la distancia. Esa visita está plasmada en la exposición ‘Una mirada a Palestina’, compuesta por más de una veintena de imágenes en blanco y negro tomadas en Cisjordania y Gaza, que ahora pueden contemplar los vecinos de Pinto.

Esta exposición, se suma a la iniciativa para denunciar la barbarie que el estado de Israel lleva ejerciendo hacia la población palestina.

Denuncias por crímenes de guerra

B´Tselem (Centro  de DDHH israelí) ha denunciado que:

  • Se disparó contra civiles premeditadamente
  • Se les prohíbe la salida al cortar los pasos
  • Usaron palestinos como escudos humanos
  • Bombardearon objetivos civiles de la ONU
  • Se dificultó la evacuación de heridos y se atacó a equipos médicos
  • Colapsaron la infraestructura civil: electricidad, agua, agravando la catástrofe humanitaria de 18 meses de sitio

Centro Social Trilce: Espacio Líbre de Apartheid Israelí
c/ Empedrada, 16, Pinto (Madrid)

Ventana del Arte

Ventana del Arte, difunde la exposición del Centro Social Trilce

La exposición Palestina, una mirada a la injusticia, expuesta en el Centro Social, es objeto de atención de una de las mayores ventanas digitales en nuestro país: La ventana del arte

Página de la exposición Sandra Barrilaro de Centro Social Trilce en la ventana del arte, la información más completa de espacios y exposiciones.

 

 

 

 

 

 

Origen: La Ventana del Arte – Centro Social Trilce – Exposición Sandra Barrilaro

Palestina, una mirada a la injusticia

Exposición fotográfica:
Palestina, una mirada a la injusticia

Las vecinas de Pinto podrán visitar, desde el 1 de abril, la exposición fotográfica Palestina, una mirada a la injusticia’,
de la fotógrafa Sandra Barrilaro

Sandra Barrilaro viajó por primera vez a Palestina en junio del 2009 con la intención de ver en directo qué ocurría en los Territorios Ocupados, cuánto había de verdad y cuánto de manipulación en las noticias que casi a diario aparecen en los medios. La fotógrafa se encontró una realidad intuida, pero cuya proporción apenas se imaginaba desde la distancia. Esa visita está plasmada en la exposición ‘Una mirada a Palestina’, compuesta por más de una veintena de imágenes en blanco y negro tomadas en Cisjordania y Gaza, que ahora pueden contemplar los vecinos de Pinto.

Esta exposición, que permanecerá en el Centro Social Trilce durante el mes de abril, se suma a la iniciativa para denunciar la barbarie que el estado de Israel lleva ejerciendo hacia la población palestina.
Un ejemplo: En 2007 Israel, secundado por varios países entre ellos los de la Unión Europea, impone el bloqueo total de la Franja de Gaza, lo cual ha derivado en una catástrofe humanitaria:

  • Entre el 60% y el 77% de la población está desempleada,
  • 80% depende de la ayuda alimentaria de la UNRWA (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos),
  • 70% no dispone de agua potable,
  • 48% sufre desnutrición, el 50% de ellos es infancia,
  • 70% de éstos padecen anemia,
  • 80% de la población son menores 50 años. 50% de la población son menores 15 años,
  • El 88% vive en pobreza absoluta,

Centro Social Trilce: Espacio Líbre de Apartheid Israelí
c/ Empedrada, 16, Pinto (Madrid)

 

Cómo era el pueblo palestino antes de 1948

1 de abril: presentación del libro
por Sandra Barrilaro y Teresa Aranguren

Cómo era el pueblo palestino antes de 1948:
un ejercicio de memoria contra el olvido

El próximo  viernes, 1 de abril, a las 19:30 h,  en el Centro Social Trilce, Sandra Barrilaro y Teresa Aranguren, presentarán este libro que libro recopila una memoria fotográfica de Palestina desde 1889 a 1948, en el que muestra que Palestina ni estaba vacía ni era un desierto, como difunde cierta propaganda sionista

Negar la existencia del pueblo de Palestina fue premisa fundamental del movimiento sionista que pretendió no solo ocultar su existencia sino hasta el recuerdo de que había existido.

Pero lo que existe deja huella. Por mucho que se intente borrar, la huella de aquella Palestina que fue, la de aquellas gentes que serían expulsadas de su tierra y sus vidas en 1948, permanece en el hueco que dejó su ausencia. Y asoma en las ruinas de una aldea cuyo nombre ya no figura en los mapas, en el dibujo de un paisaje de infancia perdido, en la letra de una canción o en las fotografías de un álbum familiar.

Este libro muestra fotografías que son huellas de aquella existencia que se quiso borrar. No es un ejercicio de nostalgia, sino de afirmación. Con fotografías contra el olvido.

“Palestina no era una sociedad hostil ni religiosamente fanática cuando los primeros colonos del movimiento sionista llegaron allá”, señala Teresa Aranguren, una de las coordinadoras del libro.

El proyecto, coordinado por Teresa Aranguren, Sandra Barrilaro, Johnny Mansour y Bichara Khader, con prólogo del arabista Pedro Martínez Montávez, muestra una realidad demasiado a menudo negada: la existencia de Palestina no como una abstracción, sino como sociedad, cultura y territorio que fue ocupado y usurpado por los colonos israelíes.


Centro Social Trilce: Espacio Líbre de Apartheid Israelí
c/ Empedrada, 16, Pinto (Madrid)

Frutas, hortalizas y patatas Made in Israel

Boicot a frutas, hortalizas y patatas, “Made in Israel”

Los boicots, desinversiones y sanciones dirigidas contra Sudáfrica ayudaron a poner fin al apartheid en ese país. Hoy, tú puedes ayudarnos a acabar con la ocupación ilegal de Palestina, la violación del derecho de retorno de los y las refugiadas y el racismo institucional de Israel contra el pueblo palestino

En nuestras ciudades, se venden muchas patatas y hortalizas israelíes. Las frutas y verduras vendidas por Israel a menudo se cultivan en colonias israelíes, usando tierra y agua palestinas robadas, y cuyo acceso es denegado sistemáticamente a la población palestina, que de acuerdo con el Derecho Internacional Humanitario, es quien debería explotar y hacer uso de esos recursos.

 

Los supermercados tienen la obligación de señalar el origen de los alimentos

Fíjate en la etiqueta “made in” (“fabricado en“) que indica el origen de estos productos, y no tanto en que el código de barras empiece por 729 (que sólo indicaría que la empresa distribuidora está registrada en Israel).

Las marcas a evitar incluyen Jaffa, Mehadrin, EDOM, Hadiklaim, Jordan, Alesia, Coral y Carmel. También algunas marcas españolas como Lázaro (LZR) han importado patatas israelíes en el pasado que se vendían en Mercadona y otros supermercados.


Más info en: http://boicotisrael.net/productos